Menu

No es Canción de hielo y fuego para todos

No es Canción de hielo y fuego para todos

Para aquellos que no lo conocen todavía, Canción de Hielo y Fuego (a Song of Ice and Fire: Tabletop Miniature Game) fue un KS que consiguió 1.690.460$ de CMON, que incluía un juego base y algunos añadidos por 150$: 103 miniaturas de gran calidad, además de tokens de plástico, algunas cartas y un Trono de Hierro enorme para marcar el primer jugador. Actualmente se puede comprar el starter en tiendas y seguramente irán saliendo también el resto las miniaturas que se podían comprar en KS por un módico precio, Guardias, Lanceros, Montañeros, Caballeros, Arqueros, de los Lannister, los Stark, los Tully y los Bolton, además de ruinas, árboles, estacas, dados personalizados, bolsas de dados, reglas de plástico, etc, etc.

cancion de hielo y fuego 03

El juego

Canción de Hielo y Fuego es un juego para dos jugadores o más (con tres ejércitos es infernal, pero se puede jugar más o menos por equipos). Desplegaremos nuestros ejércitos en cada lado de una mesa (enorme) y los iremos moviendo con unas reglas bastante simplificadas en las que podemos mover, marchar, cargar o retirarnos y podemos medir las distancias siempre que queramos.

Ganaremos puntos por destruir unidades enemigas o por controlar tokens desplegados en el tablero. Las unidades enemigas y propias irán perdiendo miniaturas según las bajas sufridas y (más aún) por las tiradas de moral.

Estrategias

He tenido la oportunidad de jugarlo tres veces. No suele ser muy importante que te destruyan unidades en comparación con los puntos que otorga controlar una zona. Como los enfrentamientos se reducen a tirar (o volver a tirar si puedes cargar correctamente) los dados es interesante usar los arqueros lo más posible y atacar a distancia pues en muchas ocasiones una carga o un ataque puede resultar contraproducente para el que la realiza.

Puede sacarte de la batalla que tu caballería no consiga hacer una carga a los arqueros del contrario o que los piqueros te rodeen tan rápido como cualquier otra unidad. Los comandantes añaden habilidades muy importantes, ayudando en las tiradas de moral o perjudicando las tiradas del enemigo.

cancion de hielo y fuego 02

También tienes cartas con acciones que puedes activar en determinados momentos, para parar una carga del contrario o activar una unidad si otra es destruida y acciones que puedes seleccionar con un marcador fuera del tablero principal (que representan acciones políticas fuera del campo de batalla que te dan más ataques o te curan alguna unidad).

El juego no busca el equilibrio y creo que es normal pensar que podías haber ganado si tuvieras otra unidad, que se puede comprar por un módico precio, más que elegir una u otra estrategia, que al menos en las partidas que he jugado esta se limita a controlar lo antes posible los puntos de control marcados en el mapa.

Conclusión

Como conclusión, Canción de Hielo y fuego te pide que te traslades a un mundo de fantasía, en el que no hay limitaciones de dinero, de materiales, de espacio, de tiempo. De dinero porque tienes que estar dispuesto a gastarte una cantidad de dinero impresionante en el juego, además de la escenografía, pintura de miniaturas, cajas para el transporte u otras miniaturas y añadidos que cada uno quiera ponerle. Unas miniaturas magníficas, enormes, con mucho detalle, con espadas rectas gracias a que están hechas de resina, no tienen en cuenta que la dificultad de transportar los ejércitos si no se dispone de espacio en casa o un club donde se pueda jugar. Y un juego que se alarga fácilmente e impedirá poder jugarlo entero en muchos de los casos.

cancion de hielo y fuego 01

Es en esos momentos en los que la realidad choca con el juego en los que podemos tender a disculpar lo que no nos cuadra pensando que necesitamos más miniaturas o más espacio, o más escenografía, o más tiempo, para que el juego sea redondo y ahí estará la decisión de si queremos comparar este juego con las sensaciones que nos dan el resto de juegos que hemos probado o si lo dejamos en el limbo y no tratamos de jugarlo.

Yo estoy en el primer caso, cada vez que he ido jugándolo lo bonito ha ido perdiendo peso y me he ido fijando más en su sencillez de reglas o en la dificultad de mover unas bases enormes de miniaturas por el tablero (que hacen que sea necesario ponerles imanes) y el juego ha ido cayendo en jugabilidad, porque para enseñarlo a los colegas y que flipen, para eso, funciona a las mil maravillas.

Autor: Alex

No comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog

El Rincón Legacy

Rincon-Legacy-Portada

Vídeo de la semana

Últimos tweets

CLUB DE JUEGOS MECATOL REX MADRID